Novedades

Clásicos para la vida

No, no me he equivocado al clasificar, dentro del trastero en que se está convirtiendo mi ventana, esta entrada en «Novedades» en lugar de hacerlo en «Los libros que leo» porque no voy a hacer ninguna reseña de él. El breve volumen del profesor Nuccio Ordine se defiende por sí solo. Si bien los...

Nadie es perfecto

Ayer, terminando la jornada, me dio por pensar que cada día encierra una pequeña existencia. Que amanecemos y morimos y en el camino, desde que suena el despertador hasta que apagamos la lamparita de noche tras un rato de lectura, se no da una de cal y otra de arena. Que, aunque nos guste en...

Mi Feria del Libro (II)

Después de un fin de semana intenso, especialmente ayer, en el que me permití firmar más ejemplares de Año sabático de los que esperaba y acompañé a dos amigos en la puesta de largo de sendas obras que debéis leer (os lo recuerdo: Calcomanías, de José de María Romero Barea; y Ulises con alma ajena,...

Mi Feria del Libro (I)

Un año más nos preparamos a vivir con intensidad (para «los intensos» no hay otra forma) la Feria del Libro de Sevilla. En esta ocasión participo de maneras muy distintas, y a todas las actividades os pienso invitar. Creo que nunca soy excesivamente pesada en esto de publicitar mis actos...

Silencio: se escribe

El viernes 12 de enero, en medio de un frío glaciar del que nos costó un buen rato recuperarnos («en ocasiones veo pingüinos», dijo alguien entre los témpanos), se presentó, en el salón de actos de la Facultad de Ciencias de la Educación, un libro colectivo en el que tengo el honor de figurar, en...

Este invierno que al final llegó por adelantado

No soy de colgar en esta ventana mis poemas. No lo veo el lugar adecuado, como si temiera que pudieran despeñarse patinillo abajo, desgraciarse contra el suelo al perderse entre los recovecos de la red. Quizás sufrir algún hurto, algún comentario desafortunado sobre lo mal poeta que soy, que es...

Otro tipo de correcciones (estas, más útiles)

A la vuelta de unas estupendas vacaciones, voy a ahorraros mis palabras y las consabidas quejas a la hora de reincorporarme a la vida real para dejaros las últimas que han constituido este paréntesis de descanso. Se trata de prácticamente el final del libro Las correcciones, del escritor...

Ensayando

No sé si me cuelo al contarlo, pero la impaciencia me puede. Porque posiblemente sea la influencia de tantas películas (el cine, en mi vida, tiene culpa de muchas cosas…) lo que hizo que el viernes me sintiera como uno de esos directores de teatro de Broadway asistiendo, tras una mesa con dos...

Llega la canícula

Debe de ser verdad que el hombre, sobre todo para lo malo, tiene una memoria frágil, como los peces y los chimpancés. Si no a cuento de qué iban a existir las familias numerosas y las segundas nupcias, con lo que duelen los partos y las separaciones. La mayoría de los animales (National Geografic...

Novedades

Clásicos para la vida

No, no me he equivocado al clasificar, dentro del trastero en que se está convirtiendo mi ventana, esta entrada en «Novedades» en lugar de hacerlo en «Los libros que leo» porque no voy a hacer ninguna reseña de él. El breve volumen del profesor Nuccio Ordine se defiende por sí solo. Si bien los...

Nadie es perfecto

Ayer, terminando la jornada, me dio por pensar que cada día encierra una pequeña existencia. Que amanecemos y morimos y en el camino, desde que suena el despertador hasta que apagamos la lamparita de noche tras un rato de lectura, se no da una de cal y otra de arena. Que, aunque nos guste en...

Mi Feria del Libro (II)

Después de un fin de semana intenso, especialmente ayer, en el que me permití firmar más ejemplares de Año sabático de los que esperaba y acompañé a dos amigos en la puesta de largo de sendas obras que debéis leer (os lo recuerdo: Calcomanías, de José de María Romero Barea; y Ulises con alma ajena,...

Mi Feria del Libro (I)

Un año más nos preparamos a vivir con intensidad (para «los intensos» no hay otra forma) la Feria del Libro de Sevilla. En esta ocasión participo de maneras muy distintas, y a todas las actividades os pienso invitar. Creo que nunca soy excesivamente pesada en esto de publicitar mis actos...

Silencio: se escribe

El viernes 12 de enero, en medio de un frío glaciar del que nos costó un buen rato recuperarnos («en ocasiones veo pingüinos», dijo alguien entre los témpanos), se presentó, en el salón de actos de la Facultad de Ciencias de la Educación, un libro colectivo en el que tengo el honor de figurar, en...

Este invierno que al final llegó por adelantado

No soy de colgar en esta ventana mis poemas. No lo veo el lugar adecuado, como si temiera que pudieran despeñarse patinillo abajo, desgraciarse contra el suelo al perderse entre los recovecos de la red. Quizás sufrir algún hurto, algún comentario desafortunado sobre lo mal poeta que soy, que es...

Otro tipo de correcciones (estas, más útiles)

A la vuelta de unas estupendas vacaciones, voy a ahorraros mis palabras y las consabidas quejas a la hora de reincorporarme a la vida real para dejaros las últimas que han constituido este paréntesis de descanso. Se trata de prácticamente el final del libro Las correcciones, del escritor...

Ensayando

No sé si me cuelo al contarlo, pero la impaciencia me puede. Porque posiblemente sea la influencia de tantas películas (el cine, en mi vida, tiene culpa de muchas cosas…) lo que hizo que el viernes me sintiera como uno de esos directores de teatro de Broadway asistiendo, tras una mesa con dos...

Llega la canícula

Debe de ser verdad que el hombre, sobre todo para lo malo, tiene una memoria frágil, como los peces y los chimpancés. Si no a cuento de qué iban a existir las familias numerosas y las segundas nupcias, con lo que duelen los partos y las separaciones. La mayoría de los animales (National Geografic...