Ulises con alma ajena

Me doy cuenta, meses después de aquella primera presentación de la tercera novela de Reyes García-Doncel, a quien me une, además de la amistad, el hecho de habernos prologado y presentado mutuamente en distintos libros y actos, que precisamente el ser yo quien encabezara este Ulises con alma ajena y ejerciera de maestra de ceremonias en la FLS-2018 me hizo olvidar mis «obligaciones» de reseñarla en esta vuestra ventana. Posiblemente el hecho de convivir tanto tiempo con estas páginas, de haber disfrutado y sufrido en su viaje (lo primero en el viaje de la lectura; lo segundo, en el ficcional), me hizo pensar por un momento que ya lo había hecho. Pero nunca es tarde para hablar de mi particular periplo por Edimburgo; esa coprotagonista aparentemente muda, que, sin embargo, ejerce su papel (en ocasiones coadyuvante, en la mayoría de los casos como antagonista), en la que se desarrolla la novela.

Con estructura de diario (o cuaderno de bitácora, propio de todo viaje) y, por tanto, narrada en primera persona y en orden cronológico (son cuatro los años que se cuentan), asistimos a la experiencia de Candela, una joven española licenciada en Historia del Arte que, acuciada por la crisis económica, decide romper amarras, dejar su tierra, para probar suerte en el extranjero. Exiliada voluntaria, si es que el sintagma no encierra ya en sí una contradicción, nos invita, por el tono confesional y la cercanía de su lenguaje, a participar en el viaje, de manera que el lector sufre y se alegra con ella, en cada tropiezo y cada posibilidad de progresar. A lo largo del recorrido atravesamos distintos estados, desde la soledad, el miedo, la rabia y el desengaño hasta la duda y la luz de la esperanza; crecemos con la protagonista, experimentamos su evolución, la vemos construir su hogar provisional, la conocemos a fondo, igual que a la ciudad, bellamente descrita y luego diseccionada en cada uno de sus garitos e impedimentos burocráticos. Nada puede objetarse a esa faceta de documentación que ha atravesado la autora con solvencia.

Y, por supuesto, con esta nueva novela Reyes García-Doncel, preocupada siempre por temas de actualidad y socialmente candentes, nos ofrece su mejor prosa, adecuada a la voz joven de la protagonista, capaz de describir pictórica y poéticamente el cielo eternamente nublado de la ciudad escocesa a la vez que mantener la tensión argumental a través del nunca antiguo tema del viaje de maduración en el que no faltarán dificultades ni encuentros. De hecho, son muchos los personajes secundarios que la acompañarán en este periplo, desde su familia en la distancia, a la que apenas la une «su parpadeo en un ordenador», a otros muchos de distintas culturas y nacionalidades, con los mismos intereses y/o con problemáticas diferentes, algunos en circunstancias bastante nefastas cercanas a la ilegalidad; pero que comparten la categoría de desplazados y ya, solo por eso, se convierten, como el Ulises del título, en héroes y heroínas enfrentados a una epopeya casi doméstica no por ello menor, pues encarar la vida diaria y no desfallecer en el intento es de por sí la mayor de las aventuras.

Yo os animo a emprender la vuestra, la lectura de este libro, y a que contéis cómo salís de ella. Ya auguro que, desde luego, indemnes, no, lo que demuestra que una vez más la literatura de Reyes García-Doncel consigue su propósito de conmover y despertarnos.

Elena Marqués

Reyes García-Doncel (Sevilla, 1957), licenciada en Farmacia, ha sido catedrática de Biología-Geología en la enseñanza secundaria. Además de las novelas Sin noticias de Acuario (Editorial Paréntesis, 2011) y No soporto tu luz (Ediciones en Huida, 2015); su participación en las compilaciones de relatos Lugares de paso (2006), Arena en los zapatos (2007), Así os ponemos los cuernos las mujeres. 11 autoras y 1 intruso, Hidra verde. Relatos farmacéuticos y La guerra nuestra (2016), ha escrito libros de texto y guías didácticas; y publicado en la revista literaria Telegráfica, de la editorial Maclein y Parker. Mantiene activo el blog «Universo introito», concebido como cuaderno de aprendizaje literario.

 

 

Ulises con alma ajena

No se encontraron comentarios.

Nuevo comentario

Los libros que leo

Bajamares

Por una vez voy a empezar por el principio: por los paratextos que anteceden esta alucinante y alucinada Bajamares de Antonio Tocornal. Porque si las citas de Rulfo y Cristóbal Serra nos sugieren que habremos de sumergirnos en un tiempo y en un espacio profundamente oníricos, la de Francisco de...
Leer más

Animales del parque

Animales del parque, segundo libro de cuentos de Mila Guerrero, se inicia con unas palabras preliminares de la propia autora sobre lo que habrá de venir. Y, si bien nos avisa de que hablará de padres y madres, de las angustias y sinsabores (junto a, también, la extrema felicidad, todo hay que...
Leer más

Manifiesto por la lectura

El opúsculo Manifiesto por la lectura, del fenómeno literario (entiéndase en el buen sentido) Irene Vallejo, fue concebido como preámbulo de un Pacto por el Libro demandado por el sector. Algo que dice mucho de nuestro país, que haya que incitarnos a sumergirnos en un texto y recordar las múltiples...
Leer más

La forastera

Que la protagonista de la narración va a ser una mujer enfrentada a un problema (¿les parece poco la lucha por la supervivencia?) ya lo anuncia el título. Su historia, la historia de Angie, es narrada en primera persona, en un expresivo presente[1] en el que la acompañamos sin darnos cuenta. Con un...
Leer más

La acústica de los iglús

Por circunstancias que prefiero no contar, porque me dejarían en ridículo, no he leído La acústica de los iglús hasta hace unos días. Y, aunque había escuchado magníficas críticas sobre la ópera prima de Almudena Sánchez, que quedó finalista en premios tan prestigiosos como el Ojo Crítico y el...
Leer más

Las voladoras

Conocí a Mónica Ojeda a través de Mandíbula. Y, si bien ya entonces me pareció una solvente novelista, como cuentista me parece algo extraordinario. Ubicada, según ella misma se define, en la línea investigadora del gótico andino, Ojeda nos regala en Las voladoras ocho relatos atravesados por la...
Leer más

Mi niñera fue la bruja Avería

Con Mi niñera fue la bruja Avería nos enfrentamos, más que a un libro de poemas, a una forma de estar en el mundo. Yo diría, más bien, a una forma de expresar el malestar con el mundo, donde su autora dice naufragar pues (y utilizo sus propias palabras), al parecer, «la deriva no termina nunca». Yo...
Leer más

Naturaleza

En un libro, todo debe significar, y las cinco citas elegidas como preludio a Naturaleza, primer poemario de José Iglesias, nos dan muchas pistas de lo que vamos a encontrar en él. Ya aviso que, en contra de lo que anuncia el título, no hay flores ni árboles aquí, ni atardeceres, ni la presencia...
Leer más

Cuaderno de laboratorio

En un documento encontrado en la página web de la Universidad del País Vasco se explica lo siguiente: «Hacer un experimento no se limita a preparar disoluciones y a realizar medidas con aparatos diversos. Cualquier científico está obligado a elaborar un informe escrito de las actividades que ha...
Leer más

Eva mitocondrial

Desde las páginas del prefacio, en el que he tenido el honor de participar, hasta el extenso canto que cierra el libro, el poemario Eva mitocondrial, de la escritora Reyes García-Doncel, que por primera vez incursiona en el género lírico, se plantea como un viaje a la feminidad, que es como decir...
Leer más