Tú eres azul cobalto

Para quienes a lo más que nos atrevemos es al rosa fucsia en un pareo, Tú eres azul cobalto es un plato demasiado fuerte. Contemplar un cuadro de Frida Kahlo siempre nos enmudece, por el sufrimiento que transpira. En ella vida y obra son una misma cosa presidida por la tragedia.

La protagonista de esta novela del escritor canario Pablo Martín Carbajal lleva una existencia cómoda o acomodada, de oficina, marido ideal y niño pequeño. Reside cerca de sus padres y ha hecho siempre lo que se pide a una mujer de hoy. Todo va bien hasta que lo/la conoce y se plantea si para vivir no son necesarios «la angustia y el placer, el dolor y la muerte».

En primera persona y en femenino, nos enfrentamos a una transformación brusca guiada por un personaje que se nos descubrirá perverso. Las lecturas y las casualidades enfrentan a Dori, la protagonista, a lo insulso de su existencia y a la necesidad de respirar, de tomar los pinceles de su vida, de cambiar de color y experimentar con el sufrimiento y la pasión y el abandono; quizás la muerte.

Interrumpida con suavidad y acierto por fragmentos de la biografía de Frida Kahlo, símbolo del amor o la locura, se nos cuenta ese proceso inevitable y maldito, el abandono de una vida muelle por el misterio y lo prohibido, por la contemplación del arte, por la posesión pasional del sexo.

No verse reflejado de algún modo en esta obra es muy difícil. Nos movemos según unos parámetros vitales, valga la redundancia, inamovibles. Desviar la ruta, romper los esquemas, puede ser un buen sueño; cumplirlo no está exento de peligros.

Pero no es solo la historia lo que empuja a leer a Pablo Martín Carbajal (del que en breve os dejaré la reseña de otra de sus obras, La felicidad amarga, nueva joya en mi biblioteca), sino su voz acertada, íntima, «femenina», personal; su modo de intercalar las dos historias; sus imágenes especulares; su sensibilidad en el color y los matices; la riqueza de unos personajes vivos.

Aunque desde un principio intuimos lo que puede pasar, pues quien siga los pasos de la eterna Frida solo puede desembocar en la pesadumbre, nuestro interés no disminuye, y los «pecados» eternos, el comprobar que la historia se repite, que «nadie escarmienta en cabeza ajena» y que vivir debe ser una apuesta de alto riesgo; que las emociones permanecen dormidas por quién sabe qué miedos impuestos y necesarios al orden y a la corrección, son buenos temas para hoy, cuando nos refugiamos en una literatura de evasión como puerta de escape, en un cine de efectos especiales donde el futuro no existe, sin atrevernos a dar el salto al vacío desde el Hampshire House o desde los tacones de la tía Mila; otra presencia misteriosa que nos empuja a abandonar la mediocridad y experimentar en azul cobalto toda la paleta de emociones; a esperar el amanecer y el final de la lluvia para sentarse ante el espejo a recordar, «como Frida frente a ella».

Aprovecho estas líneas para invitaros a conocer a la obra y a su autor, pues tenemos la suerte de que se presenta en Sevilla, el miércoles, 24 de junio, a las 20:30h, en la librería Un gato en bicicleta (c/ Regina, n.º 8). No os lo perdáis.

Pablo Martín Carbajal (Tenerife, 1969) entró en el mundo de la literatura ganando el I Premio de Relato Corto de Cajacanarias. En 2006 publica su primera novela, Tú eres azul cobalto, que alcanza ahora con M.A.R. Editor su 4.ª edición, y en 2010, La ciudad de las miradas. En 2013 aparece en Ediciones Irreverentes La felicidad amarga. Pertenece a la Generación 21 de nuevos novelistas canarios.

Elena Marqués

Tú eres azul cobalto

grandioso libro

Conocí parte de la obra y vida de Frida Kahlo a partir de este libro que es sin duda magnífico. La verdad es que transpira mucha intimidad, y el autor logra sumergirse en el pensamiento/sentimiento de dos mujeres para construir una historia que duele. ¿Acaso la mejor literatura no duele? Buenísima reseña Elena, coincido con todo de lo que dices. Estaré atenta a la reseña del otro libro del autor, ya que me quedé con más ganas.

Re: grandioso libro

Es una suerte descubrir autores nuevos y libros de los que sacar tanto provecho. En breve aparecerá la reseña de «La felicidad amarga», y, en cuanto pueda, seguiré leyéndolo.
Un gran abrazo, Tensy.

Nuevo comentario

Los libros que leo

Jarampa

Elegir un buen título no solo es un arte, sino un acto definitivo y difícil que, como los nombres para las personas, parece marcar un destino. En el caso de un libro de relatos la cosa se complica. Por eso, imagino, abundan esos que se limitan a escoger el de uno de ellos acompañado del consabido...
Leer más

La noche que Luis nos hizo hombres

Se atribuye a Eleanor Roosevelt la famosa frase de «el ayer es historia, el mañana es un misterio, el hoy es un regalo. Por eso se llama presente». Yo confieso que la escuché en la primera parte de la película infantil Kung Fu Panda, en boca del anciano maestro Oogway, famoso por su sabiduría, como...
Leer más

La nostalgia de la Mujer Anfibio

Que Galicia tiene magia es un hecho, una realidad. Si es que magia y realidad pueden conjugarse en una misma oración sin que despierte extrañeza. Aún recuerdo una ruta hace años, a través de las fragas del Eume, hasta Caaveiro. Las vistas desde un puente desde el que se entreveía el monasterio. Y...
Leer más

Canto a quien

Nadie sabe qué es la hierba, Iván. No hace falta que nos lo recuerdes con una cita de Whitman, de quién si no, para anunciar este último libro que es tan tuyo como del americano de las barbas largas y el canto enfervorizado y anchísimo. La hierba, sí. La hierba. Los científicos dirán lo que crean...
Leer más

Algunos animales y un árbol

Bajo la denominación Algunos animales y un árbol podría caber cualquier contenido, especialmente de corte ecológico. Aunque a mí, bromas del subconsciente, este título me ha recordado a otro por igual curioso y que dio mucho que hablar: el del documental de 2017, grabado por el actor español...
Leer más

En el iris el tiempo

No vamos a quejarnos de los últimos años porque todos tenemos motivos para hacerlo. La vida se nos ha puesto patas arriba, irreconocible. Y nosotros mismos hemos cambiado. No solo en costumbres, sino también en carácter. Una de las consecuencias de este desbarajuste, tanto colectivo como...
Leer más

En el río trenzado

Pasamos la vida salvando encrucijadas y planteándonos si habremos acertado en la elección. Dos conjunciones juntas, la copulativa «y» y la condicional «si», que, bajo ese aspecto insignificante, entrañan un gran peligro. Yo misma (pero quién no, diréis) incluí una reflexión acerca de eso en mi...
Leer más

Beernes

En estos tiempos crispados, en que te cruzas con alguien y te saluda directamente con un «pues anda que tú», se hace más necesario que nunca reivindicar el humor. Por eso me declaro hater de aquel fraile de El nombre de la rosa partidario de envenenar a todo el que osara leer el libro de...
Leer más

Todo lo que crece. Naturaleza y escritura

No recuerdo cuándo, ni dónde, aunque sospecho que fue en una de esas entradas facebookianas con las que de vez en cuando me entretengo, leí un acertado comentario sobre el arte de escribir contracubiertas y solapas, entendiendo en este caso el término «arte» en la cuarta acepción del diccionario,...
Leer más

El sintonizador

Ayer, cuando andaba planificando mi entrada de hoy, me enviaron vía WhatsApp un vídeo de lo más inquietante. Un tipo con barbas y excelente dicción explicaba las infinitas posibilidades de la inteligencia artificial. Y lo hacía a través de un ejemplo en el que prestaba su voz a un avatar con su...
Leer más