Superhéroes

Como imagino que muchos de vosotros, he aprovechado estas vacaciones para ir alguna que otra vez al cine. Así he sabido que en breve estrenarán una nueva película, Batman versus Supermán: el amanecer de la justicia, que imagino será éxito de taquilla porque nada nos gusta más a los pobres mortales que asistir a las proezas ficticias de unos superhéroes de cómic.

Sin embargo, los verdaderos poderes, los que realmente necesitamos, son mucho más sencillos y están al alcance de cualquiera que tenga un mínimo de sensibilidad y no tema involucrarse en asuntos más o menos dolorosos o injustos, que es algo que en general evitamos con excusas tan fútiles como egoístas.

El día 30 de diciembre fui a llevar unos juguetes a la asociación S.O.S. Ángel de la Guardia. Allí me encontré a esos héroes anónimos arreglando muñecas y pintando unas preciosas cajas para repartir regalos entre los más desfavorecidos. Mientras en la avenida de la Buhaira las terrazas se llenaban de terrazas con gin-tonics y conversaciones intrascendentes, en el local de esta asociación trabajaban por la humanidad mucho más que Batman y Supermán juntos. Y sin posibilidad de que en un momento dado se enzarcen en disputas absurdas como imagino pasará en el nuevo filme según se deduce del título que la anuncia.

Para poner más ejemplos, ayer mismo voluntarios de Andex (Asociación de Padres de Niños con Cáncer en Andalucía) se disfrazaron de superhéroes inventados con poderes mágicos para repartir caramelos entre los ingresados en el hospital Virgen del Rocío. Imagino que su mayor cualidad es la de saber arrancar sonrisas y repartir esperanza; algo que estos muchachitos en especial, otros héroes anónimos que luchan contra una enfermedad maldita, necesitan mucho más que cualquier otra cosa.

Lo digo porque seguramente ningún cineasta fijará sus ojos en estos hombres y mujeres sin nombre que no esperan reconocimiento pero que se levantan cada mañana con más preocupaciones que las propias; que saben de lo limitado de sus fuerzas pero no permanecen de brazos cruzados quejándose de todo sino que actúan; que roban horas al sueño y tiempo a sus familias al considerar que ese término, «familia», es mucho más amplio que el que se refiere a la sangre. A ellos, a esos superhéroes, quiero hoy prestarles mi atención.

Desde mi ventana les doy las gracias por su labor sincera y callada y ofrezco su alféizar para hacerlos visibles y darles la voz que pueda serles útil. Unos con sus petos azules y sus alas y otros con efímeros disfraces de cartón son mucho más poderosos que todos los superhéroes de Marvel. Y, además, verdaderos.

Elena Marqués

 

Superhéroes

Superhéroes

Es verdad, a veces lo más sencillo es lo más difícil. Y no hay nada más complicado que dejar de ser egoístas. Mientras lo leía pensaba en la de cosas que podemos hacer por los demás; cosas que están a nuestro alcance y, sin embargo, no hacemos.

Gracias por cantar a estos "superhéroes"; gracias por sacarlos del anonimato y, sobre todo, gracias por despertar nuestras conciencias y hacernos ver que no somos el ombligo del mundo; que de nuestra generosidad puede depender la vida y la felicidad de mucha gente.

Muchos besos a ti y a esos superhéroes dignos del mejor guion.

Re: Superhéroes

Gracias a ti, por leerme con sensibilidad, por encontrar el sentido a mis palabras, por escuchar sobre la sencillez de los héroes verdaderos.
Muchos besos.

Nuevo comentario

Los libros que leo

La noche que Luis nos hizo hombres

Se atribuye a Eleanor Roosevelt la famosa frase de «el ayer es historia, el mañana es un misterio, el hoy es un regalo. Por eso se llama presente». Yo confieso que la escuché en la primera parte de la película infantil Kung Fu Panda, en boca del anciano maestro Oogway, famoso por su sabiduría, como...
Leer más

La nostalgia de la Mujer Anfibio

Que Galicia tiene magia es un hecho, una realidad. Si es que magia y realidad pueden conjugarse en una misma oración sin que despierte extrañeza. Aún recuerdo una ruta hace años, a través de las fragas del Eume, hasta Caaveiro. Las vistas desde un puente desde el que se entreveía el monasterio. Y...
Leer más

Canto a quien

Nadie sabe qué es la hierba, Iván. No hace falta que nos lo recuerdes con una cita de Whitman, de quién si no, para anunciar este último libro que es tan tuyo como del americano de las barbas largas y el canto enfervorizado y anchísimo. La hierba, sí. La hierba. Los científicos dirán lo que crean...
Leer más

Algunos animales y un árbol

Bajo la denominación Algunos animales y un árbol podría caber cualquier contenido, especialmente de corte ecológico. Aunque a mí, bromas del subconsciente, este título me ha recordado a otro por igual curioso y que dio mucho que hablar: el del documental de 2017, grabado por el actor español...
Leer más

En el iris el tiempo

No vamos a quejarnos de los últimos años porque todos tenemos motivos para hacerlo. La vida se nos ha puesto patas arriba, irreconocible. Y nosotros mismos hemos cambiado. No solo en costumbres, sino también en carácter. Una de las consecuencias de este desbarajuste, tanto colectivo como...
Leer más

En el río trenzado

Pasamos la vida salvando encrucijadas y planteándonos si habremos acertado en la elección. Dos conjunciones juntas, la copulativa «y» y la condicional «si», que, bajo ese aspecto insignificante, entrañan un gran peligro. Yo misma (pero quién no, diréis) incluí una reflexión acerca de eso en mi...
Leer más

Beernes

En estos tiempos crispados, en que te cruzas con alguien y te saluda directamente con un «pues anda que tú», se hace más necesario que nunca reivindicar el humor. Por eso me declaro hater de aquel fraile de El nombre de la rosa partidario de envenenar a todo el que osara leer el libro de...
Leer más

Todo lo que crece. Naturaleza y escritura

No recuerdo cuándo, ni dónde, aunque sospecho que fue en una de esas entradas facebookianas con las que de vez en cuando me entretengo, leí un acertado comentario sobre el arte de escribir contracubiertas y solapas, entendiendo en este caso el término «arte» en la cuarta acepción del diccionario,...
Leer más

El sintonizador

Ayer, cuando andaba planificando mi entrada de hoy, me enviaron vía WhatsApp un vídeo de lo más inquietante. Un tipo con barbas y excelente dicción explicaba las infinitas posibilidades de la inteligencia artificial. Y lo hacía a través de un ejemplo en el que prestaba su voz a un avatar con su...
Leer más

Las calles del tiempo

Aunque muchas veces los lectores afirmamos que nos gusta meternos en los libros para viajar lejos, más allá de nuestras fronteras, sucumbimos con mayor facilidad a sus historias cuando estas transcurren por nuestros espacios más queridos. Como si, al pasear los ojos por las páginas, camináramos de...
Leer más