Presentación de la colección El gato y la madeja

En el ámbito siempre agradable de la Biblioteca Infanta Elena, flanqueada por el parque de María Luisa, el río Guadalquivir y algún que otro pabellón de la Exposición del 29 (nadie niega lo que arquitectónicamente supuso para la ciudad) hoy reconvertido en edificio de oficinas universitarias, escuela de Arte o sede de importantes fundaciones, el miércoles 13 de marzo nos reuniremos para recibir dos pequeños (en formato) y a la vez grandes libros de la colección «El gato y la madeja» de Karima Editora. Se trata, precisamente, de El gato y la madeja, libro del poeta, músico y pintor Florencio Luque, con el que se abre la colección y que nos regala perlas como las que adornan la contracubierta («La superstición es la ingeniería del miedo sobre el azar»); y del compendio de haikus reunidos por Gregorio Dávila en Cuenco de azahar, quien con la delicadeza de la flor del naranjo desgrana instantes como este:

Breve tañido,

una hilera de hormigas

cruzando el claustro.

 

Yo he tenido la suerte de prologar el primero bajo un lema en el que creo firmemente, «Todo sucede, siempre, por primera y única vez», que es uno de los aforismos que aparece en la segunda parte del libro, la que conforma «La madeja»; y eso me ha procurado una lectura más profunda de estas fórmulas breves y significativas que Florencio lanza sobre el hombre, el poeta, la poesía, la creación…, y, por encima de todo, sobre el mundo; ese misterio que se abre cada mañana con sus falsas verosimilitudes y sus gotas constituyendo la memoria del agua. Pero la mayor suerte es la de conocer y leer a ambos poetas, que van creciendo con un vigor real y verdadero, de auténticos escritores en todos los sentidos que el término auténtico tiene de por sí.

Por eso os invito a que vengáis a compartir con nosotros este suceso irrepetible («Todo sucede, siempre, por primera y única vez»), en el que no solo hablaremos de poesía, sino que, estoy segura, la viviremos y compartiremos como ella se merece.

¡Os esperamos!

 

Elena Marqués

 

Presentación de la colección El gato y la madeja

No se encontraron comentarios.

Nuevo comentario

Los libros que leo

La casa de los gatos

Conocí a Gregorio Verdugo en una tertulia literaria. En «nuestra» tertulia, que es también, y/o sobre todo, una reunión de amigos. Gente que se congrega en torno al «vicio» común de la Literatura. Gente que lee y (alguna) escribe. Todos esperamos de un escritor que cada libro que presente sea mejor...
Leer más

Cenizas y rosas

Escribir sobre el duelo, sobre perder a un padre y sentir al fin el significado de la palabra orfandad, no creo que sea fácil. Y mucho menos si lo que se propone la autora es, además, dejar constancia del más o menos largo tiempo previo en que la vejez impone su exasperante lentitud, sus múltiples...
Leer más

Días de redención

«Los recuerdos se complacen en visitarnos / a su capricho». Así se inicia el poema «María», de Días de redención; un libro en el que de nuevo escuchamos la voz clara a la vez que profunda de Tomás Sánchez; un compendio en el que vuelve sus ojos al piélago de su pasado y recorre, con evidente...
Leer más

Velocidad de los jardines

Casi treinta años después de su publicación, aún seguimos leyendo Velocidad de los jardines; un libro inaugural de lo que el mismo autor denomina «postcuento» o «anticuento» o un lugar donde se superan fórmulas gastadas y se abren ventanas con vistas a. Un experimento exitoso. Se inicia este...
Leer más

Apuntes del natural

Se diría, por el nombre del poemario, que en Apuntes del natural la escritora sotileña Lola Almeyda ha decidido cambiar de armas. Es obvio que no, que sigue empleando la de la palabra. Pero esta vez se le antoja erigirse en creadora y arquitecta; en diosa (aunque «nunca quise ser Dios», pues conoce...
Leer más

La pared del caracol

Desde el principio, el título del nuevo libro de Ana Isabel Alvea me enfrentó a una curiosidad, más que a un misterio. Es lo que tienen las anfibologías. ¿A qué se refiere con La pared del caracol? ¿Al muro que gana el gasterópodo con exasperante lentitud y paciencia, a la tapia por la que resbala...
Leer más

El camino imperfecto

Hace poco, en la consulta del Doctor Goodfellow, mostré mi entusiasmo (creo que lo llamé directamente «enamoramiento») por la escritura del portugués José Luís Peíxoto, en concreto por su Autobiografía; un libro con fondo y hechuras saramaguianos que me hizo disfrutar mucho entre las «estrechas»...
Leer más

Después de muchos inviernos

«Nada empieza en el punto donde creemos que empieza. Las cosas siempre vienen de algún momento anterior, lejos de nosotros, y terminan en un futuro que ni siquiera sospechamos». Hace poco compartí en redes estas palabras de Marian Izaguirre porque creía haber leído algo parecido en algún sitio. Y...
Leer más

Antes del Paraíso

«A mi padre, a mi madre, les faltaba alguna cosa». No es que esta frase sea una de las más brillantes del libro, pero si la traigo aquí, a esta ventana, es porque estoy segura de que a todos nos falta más de una cosa (por eso, como el padre de Jorge en el primer relato, escribimos y, sobre todo,...
Leer más

Bajamares

Por una vez voy a empezar por el principio: por los paratextos que anteceden esta alucinante y alucinada Bajamares de Antonio Tocornal. Porque si las citas de Rulfo y Cristóbal Serra nos sugieren que habremos de sumergirnos en un tiempo y en un espacio profundamente oníricos, la de Francisco de...
Leer más