Presentación de "El libro de las emociones", de Lola Almeida

Hace una semana (o dos: ya ni me acuerdo), fui al cine por primera vez tras el parón obligado por la pandemia. Bueno, no, miento. Antes de eso, allá por junio de 2020, acudí con mi familia a las salas del Nervión Plaza a ver dos reposiciones (concretamente 2001: Una odisea del espacio y Blade Runner) a unas horas intempestivas para no encontrarnos con mucho público; y, algo más adelante, mi hija pequeña y yo nos atrevimos a enfrentarnos a Tenet y, en consecuencia, se nos quitaron un poco las ganas de vivir, aunque poco a poco las vamos recuperando. De todo se sale.

En aquellos tiempos aún había aforos limitados y también muchísimo miedo. No quiero decir que el otro día, aguantando las caiditas de James Bond, no pensara «Dios mío, cuántos estamos aquí, tan apretaditos, respirando el mismo aire durante ¡dos horas y cuarenta y tres minutos interminables!», pero ya nos vamos relajando. Porque la vida sigue, y hay que afrontarla con responsabilidad, por supuesto, pero también con un poquito de alegría, que ahora más que nunca somos conscientes de que no somos eternos.

Con esto quiero decir que una servidora, con casi el mismo miedo que vergüenza, también vuelve al ruedo de los actos literarios, tertulias (ya tuvimos nuestro primer encuentro con Eduardo Jordá y su biografía sobre Ajmátova), clubes de lectura y presentaciones de libros; a algunas de ellas había asistido ya como espectadora, y ahora he sido amablemente invitada a participar en el eterno espacio de La Carbonería en la puesta de largo del último libro de Lola Almeida. Como comprenderéis, no me he podido negar, así que allí estaré y allí os espero a todos. Yo, por mi parte, intentaré hacer un buen papel. Estoy desentrenada, claro, hace siglos que no hablo en público; pero creo que lo que yo diga o deje de decir carece de importancia.

Solo os adelanto que hablaremos de emociones, de creación, de miradas y de vida. Creo que solo por eso merecerá la pena.

Nos vemos.

Elena Marqués

 

 

 

Presentación de "El libro de las emociones", de Lola Almeida

No se encontraron comentarios.

Nuevo comentario

Los libros que leo

Para explicar la nieve

Tras una solvente y extensa andadura lírica avalada por importantes galardones (premios Gerardo Diego, Jaime Gil de Biedma, Tardor, Kutxa-Ciudad de Irún…), con Para explicar la nieve obtuvo Santos Domínguez el Ángaro de Poesía en 2009. Ya el título representa la misma esencia de la indagación...
Leer más

Los ángeles fríos

Superada la cuestión bizantina del sexo de los ángeles, no imaginaba que su temperatura pudiera plantear también alguna controversia. De hecho, habría apostado por cierta calidez ingénita a la esencia espiritual de estos servidores de lo divino. Por eso, el solo título del último libro de poemas de...
Leer más

El diagrama colérico

Desde que conociera a David Fernández-Viagas con Días naturales hasta este segundo volumen de relatos, han pasado algunos años. Y compruebo que el autor los ha aprovechado bien para crear de nuevo ese ambiente fantástico (léase pensando en las acepciones 2 y 4 del término), esa «atmósfera íntima y...
Leer más

Desnombramientos

«Transitarse en la escritura. Escribirse habitada por los otros, habitar en las palabras heredadas, abrirse paso con el lenguaje entre su propia espesura, abrir grietas, buscando, quizá, un no-lugar en el que todo está aún por pronunciar. Desnombrar el mundo para poder nombrarlo. Tocar el mundo sin...
Leer más

Calle de los noctámbulos

Que la poeta Anabel Caride (Sevilla, 1972) sea también filóloga y que en esa doble condición escriba unas palabras preliminares a Calle de los noctámbulos, no solo para «justificar» los aires celtas que campan por sus páginas, sino incluso para aclarar su estructura y los títulos de cada parte (el...
Leer más

Variaciones y reincidencias (1978-2018)

Bajo el título Variaciones y reincidencias (1978-2018) se reúne prácticamente la obra completa del poeta paraeño Javier Salvago; una labor de cuarenta años en la que, a pesar del paso del tiempo, lo encontramos y reconocemos siempre. Porque, para Salvago, la escritura corre en paralelo con la vida...
Leer más

Tres muertos

De las cinco citas que anteceden a la última novela de Manuel Machuca, me quedo con las tres primeras: «La vida de los otros es solo lo que nos quieren contar» (Felipe Benítez Reyes), «Las historias solo existen del todo cuando alguien las escribe» (Javier Cercas) y «Las únicas cosas verdaderamente...
Leer más

Exorcismos

El jueves 24 de octubre, bastante más allá de las 19:30, con la no-puntualidad que suele caracterizar este tipo de actos, tuvo lugar en la Sala El Cachorro de Sevilla la presentación del libro de relatos Exorcismos, publicado bajo el sello editorial Extravertida en la colección Le Petit...
Leer más

Feliz final

Aunque me habían avisado de la dureza del libro, la lectura de Feliz final ha superado mis expectativas. Tanto en lo positivo como en lo negativo. Entiéndaseme bien. No hay nada que pueda criticarle a la escritura de Isaac Rosa, de una brillantez insuperable que lo convierte en uno de los autores...
Leer más

Las señales que hacemos en los mapas

El título del libro de Laura Casielles Las señales que hacemos en los mapas ya nos prepara para un viaje. Un recorrido por distintas ciudades de Marruecos y por distintos estados del alma, según anticipa la cita, tan noventayochista, de Sánchez Piñol: «El paisaje que un hombre ve, ojos afuera,...
Leer más