Presentación de "Año sabático"

«Los hoteles son para el descanso, me digo, aunque desde siempre me han provocado una profunda intranquilidad. Incluso más que la que me induce la extraña proximidad de mis vecinos. Esas pequeñas celdas donde nadie conoce a quien duerme al otro lado del panel, aunque se escuche y se descifre cada movimiento: la caída desordenada de los zapatos del viajante, la bañera llenándose de espuma para el encuentro feliz de los recién casados o quién sabe si unos amantes fortuitos, el canal de noticias internacionales y el repiqueteo del hielo en un vaso aséptico y plastificado que quizás nunca debió librarse de su envoltorio, el forcejeo desesperado con la manija de la ventana para lanzarse a un vacío que no pesa.

¿Cómo sonará un profesor cansado?, me sigo preguntando. Distinto a uno joven que aún anda convocando a su destino».

Con estas palabras empieza la novela Año sabático, que, si nadie lo remedia, se presentará este viernes, 29 de septiembre, en el Antiquarium de Sevilla (plaza de La Encarnación, bajo Las Setas ) a las siete de la tarde. No escondo mi emoción ante esta nueva criatura que empecé a escribir hace tres años y por la que el editor Jaime Romero, artífice de ese gran proyecto que es Arma Poética, se interesó para abrir con ella su colección Naginata, dedicada al género novelístico; algo que me llena de orgullo y a la vez de responsabilidad.

Es difícil, especialmente para su autor, resumir una obra. De hecho, sé que, si lo intento, corro el riesgo de soslayar elementos que un día me parecen fundamentales y otros, pequeñeces que caen por su propio peso. Solo diré que es algo bastante diferente a lo que he hecho hasta ahora, pues a veces los encuentros afortunados precisan hacerse notar, y nuevas lecturas y el avance inexorable de los días han terminado por volcarse en estas cuantas páginas por pura necesidad.

Escrita en un tono academicista desde la voz en primera persona del profesor de antropología John O’Toole, la obra narra su vida, sus antecedentes familiares, su modo peculiar de insertarse en el mundo, sus escasas relaciones y su reacción ante un acontecimiento inesperado que, como a la mayoría de los mortales, le hace mostrar el rostro más oculto y más humano, deja que salga a la luz su miedo a lo desconocido y su peculiar forma de amar.

Yo, por mi parte, estaré encantada de que me acompañéis en esta puesta de largo, de la que se encargará, además del editor, la escritora Reyes García-Doncel, autora del prólogo y buena amiga que en breve nos sorprenderá también con su nueva novela.

Nos vemos pues.

 

Elena Marqués

 

Presentación de "Año sabático"

No se encontraron comentarios.

Nuevo comentario

Los libros que leo

Después de la música

Desde que leí el título de este poemario de Jesús Cárdenas di por sentado lo que venía Después de la música: el silencio. Y algo (o mucho) de eso hay en este conjunto sinfónico en cinco movimientos donde las pausas se miden como un respiro exacto entre el desgarro, el dolor y la soledad. Esa...
Leer más

Aún la lumbre

Bajo el breve y hogareño sintagma Aún la lumbre que da título al libro María José Collado nos ofrece un conjunto de poemas tan iluminados en su contenido como sencillos en su factura; láminas de un amable claroscuro para leer y disfrutar en la íntima soledad de los momentos únicos. Precedido por un...
Leer más

Días naturales

Aunque el título de este libro de relatos de David Fernández-Viagas (Chiado Editorial, Lisboa, 2014) aluda al ámbito laboral en que muchos de ellos se desenvuelven, la naturalidad con la que el autor describe el mundo de las relaciones humanas, sin excesivo drama ni exageraciones superfluas, es...
Leer más

Aquella edad inolvidable

A Ramiro Pinilla llegué por indicación de uno de mis escasos lectores (gracias, Enrique) a través de Las ciegas hormigas. No voy a hablar aquí de ese libro épico, refrendado por el Premio Nadal y de la Crítica, en el que el azote del temporal y su consecuente naufragio dan pie a una historia de...
Leer más