Poco que contar, pero la primavera

La primavera ya está aquí y «Desde mi ventana» la percibo con toda su fragancia de azahares y jazmines. Me embriagan el ajetreo verdioscuro del naranjo, las voces infantiles de pantalón corto, la luz sin rubor que planea por un Domingo de Palmas de chaquetas azules y cervezas en vaso de plástico. Me enloquecen el aleteo de semillas de las plataneras, el reventar morado de las jacarandas, la pisada torpe de las primeras sandalias sobre la cera recién derramada, el chirrido de los neumáticos y la promesa de una terracita a medio sol junto a la muralla de la Macarena.

No soy de cantarle a mi ciudad, y mira que es hermosa. Me pueden la suciedad de sus calles, el jolgorio desmedido, el no poder transitar los días de partido en un Nervión tomado por bufandas bicolores. Supongo que eso lo comparte con muchas otras villas de este bello y variado país que es España, el mío, en el que vivo y en el que, imagino, habré de morir un día. (Lo de morir es seguro; lo de que sea aquí es probable, aunque eso nunca se sabe.)

Pero hoy me siento feliz de ver a la gente feliz y, a falta de otra cosa que contaros, he rescatado unos haikus medio primaverales, medio urbanos, para hablar de Sevilla, la de los chaparrones y las fuentes, la de la Pila del Pato en la penumbra, la de las calles adoquinadas y las farolas isabelinas, la ciudad que una primavera de hace... años me vio nacer y abre los ojos cada mañana con su revuelo de periquitos en el parque, su zureo de palomas, su albero ferial, su coso engalanado, su calle Betis como un regalo de los dioses, su faro de esperanza en Alemanes (sí, a la Giralda me refiero) y otras tantas propinas que esta estación de alergias acentúa con el gesto coqueto de una mujer hermosa.

Espero que os gusten.

 

Brota el deseo

y en su piel reverdece

la primavera.

 

Agua en la fuente.

Por el cielo navegan

los petirrojos.

 

Entre la hierba

un bullicio de insectos

bate sus alas.

 

Filtra el ramaje

un revuelo de trinos.

Olor a infancia.

 

Las hojas cantan

y su envés apacigua

la luz al párpado.

 

Alzan el vuelo

las palomas del parque.

Blanca es la brisa.

 

Elena Marqués

 

Poco que contar, pero la primavera

Saludos

Juntos prosa y verso como la vida misma. Me gusta el aire fresco del relato y los poemas, y me encantó el cuarto haiku, es hermoso.

Un abrazo...

comentario

Hola Elena , te felicito me ha gustado mucho igual que el primero que leí , lastima que los titulos que le pedí a tu padre de los dos libros , en Barcelona no hay manera de encontrarlos .

Seguiré buscando un abrazo y vuelvo a repetirme Felicidades

Re: comentario

Hola, Francisca.
Me alegro de que te guste y me apena que no encuentres los libros. No sé si es problema de distribución o que, al fin y al cabo, no tengo muchos lectores. Sé que en La Casa del Libro, si no está, se puede pedir, por si te apetece seguir escuchándome.
Muchas gracias y muchos besos.

Nuevo comentario

Los libros que leo

La noche que Luis nos hizo hombres

Se atribuye a Eleanor Roosevelt la famosa frase de «el ayer es historia, el mañana es un misterio, el hoy es un regalo. Por eso se llama presente». Yo confieso que la escuché en la primera parte de la película infantil Kung Fu Panda, en boca del anciano maestro Oogway, famoso por su sabiduría, como...
Leer más

La nostalgia de la Mujer Anfibio

Que Galicia tiene magia es un hecho, una realidad. Si es que magia y realidad pueden conjugarse en una misma oración sin que despierte extrañeza. Aún recuerdo una ruta hace años, a través de las fragas del Eume, hasta Caaveiro. Las vistas desde un puente desde el que se entreveía el monasterio. Y...
Leer más

Canto a quien

Nadie sabe qué es la hierba, Iván. No hace falta que nos lo recuerdes con una cita de Whitman, de quién si no, para anunciar este último libro que es tan tuyo como del americano de las barbas largas y el canto enfervorizado y anchísimo. La hierba, sí. La hierba. Los científicos dirán lo que crean...
Leer más

Algunos animales y un árbol

Bajo la denominación Algunos animales y un árbol podría caber cualquier contenido, especialmente de corte ecológico. Aunque a mí, bromas del subconsciente, este título me ha recordado a otro por igual curioso y que dio mucho que hablar: el del documental de 2017, grabado por el actor español...
Leer más

En el iris el tiempo

No vamos a quejarnos de los últimos años porque todos tenemos motivos para hacerlo. La vida se nos ha puesto patas arriba, irreconocible. Y nosotros mismos hemos cambiado. No solo en costumbres, sino también en carácter. Una de las consecuencias de este desbarajuste, tanto colectivo como...
Leer más

En el río trenzado

Pasamos la vida salvando encrucijadas y planteándonos si habremos acertado en la elección. Dos conjunciones juntas, la copulativa «y» y la condicional «si», que, bajo ese aspecto insignificante, entrañan un gran peligro. Yo misma (pero quién no, diréis) incluí una reflexión acerca de eso en mi...
Leer más

Beernes

En estos tiempos crispados, en que te cruzas con alguien y te saluda directamente con un «pues anda que tú», se hace más necesario que nunca reivindicar el humor. Por eso me declaro hater de aquel fraile de El nombre de la rosa partidario de envenenar a todo el que osara leer el libro de...
Leer más

Todo lo que crece. Naturaleza y escritura

No recuerdo cuándo, ni dónde, aunque sospecho que fue en una de esas entradas facebookianas con las que de vez en cuando me entretengo, leí un acertado comentario sobre el arte de escribir contracubiertas y solapas, entendiendo en este caso el término «arte» en la cuarta acepción del diccionario,...
Leer más

El sintonizador

Ayer, cuando andaba planificando mi entrada de hoy, me enviaron vía WhatsApp un vídeo de lo más inquietante. Un tipo con barbas y excelente dicción explicaba las infinitas posibilidades de la inteligencia artificial. Y lo hacía a través de un ejemplo en el que prestaba su voz a un avatar con su...
Leer más

Las calles del tiempo

Aunque muchas veces los lectores afirmamos que nos gusta meternos en los libros para viajar lejos, más allá de nuestras fronteras, sucumbimos con mayor facilidad a sus historias cuando estas transcurren por nuestros espacios más queridos. Como si, al pasear los ojos por las páginas, camináramos de...
Leer más