Felices fiestas

    

Se acaba el dieciocho y no me entero

de si obtendré prebendas ventajosas;

mas obligada estoy, entre otras cosas,

a sumarle mi voz al romancero.

 

A toda compañera o compañero

que quiera oír palabras provechosas

deséole Navidades dichosas,

buen año, salud mucha y más dinero.

 

Recuerdos a este año que termina,

que Amor salude al nuevo que se estrena

y la esperanza duerma en su regazo;

 

que no hay mejor remedio o medicina

que alegres conduzcamos la faena.

Un beso —casto siempre— y un abrazo.

 

Elena Marqués

P.D. Mensaje subliminal: regala libros, regala libros, regala libros...

 

Felices fiestas

No se encontraron comentarios.

Nuevo comentario

Los libros que leo

Después de la música

Desde que leí el título de este poemario de Jesús Cárdenas di por sentado lo que venía Después de la música: el silencio. Y algo (o mucho) de eso hay en este conjunto sinfónico en cinco movimientos donde las pausas se miden como un respiro exacto entre el desgarro, el dolor y la soledad. Esa...
Leer más

Aún la lumbre

Bajo el breve y hogareño sintagma Aún la lumbre que da título al libro María José Collado nos ofrece un conjunto de poemas tan iluminados en su contenido como sencillos en su factura; láminas de un amable claroscuro para leer y disfrutar en la íntima soledad de los momentos únicos. Precedido por un...
Leer más

Días naturales

Aunque el título de este libro de relatos de David Fernández-Viagas (Chiado Editorial, Lisboa, 2014) aluda al ámbito laboral en que muchos de ellos se desenvuelven, la naturalidad con la que el autor describe el mundo de las relaciones humanas, sin excesivo drama ni exageraciones superfluas, es...
Leer más

Aquella edad inolvidable

A Ramiro Pinilla llegué por indicación de uno de mis escasos lectores (gracias, Enrique) a través de Las ciegas hormigas. No voy a hablar aquí de ese libro épico, refrendado por el Premio Nadal y de la Crítica, en el que el azote del temporal y su consecuente naufragio dan pie a una historia de...
Leer más