Ensayando

No sé si me cuelo al contarlo, pero la impaciencia me puede. Porque posiblemente sea la influencia de tantas películas (el cine, en mi vida, tiene culpa de muchas cosas…) lo que hizo que el viernes me sintiera como uno de esos directores de teatro de Broadway asistiendo, tras una mesa con dos compañeros en eso de las artes escénicas, a un casting o a un ensayo antes de un estreno que se supone sonado.

Sí, allí estaba yo, como autora, entre el director, que interrumpía a los actores para darles recomendaciones mirándome siempre a mí, buscando mi aprobación o mi refrendo; y otra de las actrices de la compañía (¿digo ya el nombre? ¿No lo digo…?) que medía el tiempo y anotaba y se encargaba de la voz en off.

Confieso que en un momento dado se me saltaron las lágrimas, pues de verdad que me veía como ese autor principiante que, aunque la sala sea pequeña, o cutre, o tenga hasta que pagar por que se represente lo que ha hecho; o acudan al estreno solo su padre, su madre y un tío de Murcia que pasaba por ahí; y que, aunque en el contrato aparezca que la pieza estaba programada para una semana se suspenda al tercer día, es su obra la que se representa. No sé si me explico.

Realmente no, no me estoy explicando bien, pues en verdad lo que quería contar es que el día 13 de julio se celebrará en Bormujos, en el parque Rafael de Cózar, un homenaje a Gloria Fuertes en el centenario de su nacimiento, y que habrá música, desde rap a flamenco, poesía, títeres, sorpresas… Y, entre tanta magia que creemos derramará el acto, se realizará una lectura dramatizada de una pieza de teatro breve en cuatro fragmentos que ha sido elaborada por menda para la ocasión, que eso fue lo que ensayaron el viernes mi querida Lola Almeyda y uno de los miembros de la compañía… (¿Lo digo ya? ¿Sigo sin decirlo? Es que ya he aprendido a mantener la tensión, y me gusta…) mientras yo, sentada tras la mesa y flanqueada por actores de verdad, me soñaba, también, autora dramática de verdad.

Quién sabe. Quizás algún día.

Elena Marqués

Ensayando

teatro

Felicidades, Elena. Me hace ilusión ver a Lola en el escenario. Abrazos a las dos.

Gloria

¡qué bonito!

Nuevo comentario

Los libros que leo

1922

Parece que hace una eternidad cuando, en el cinquagésimo primer encuentro de la Tertulia Gastro-literaria El Caldero, tuvimos la suerte de conocer a Isaac Páez a través de su novela Nowhere man (Ediciones En Huida, 2017), con la que, por cierto, fue finalista en 2014 del prestigioso Premio...
Leer más

Los relatos del padre Brown

Dejar que se asome a esta ventana del siglo XXI una figura tan anacrónica como la del padre Brown, el famoso curita-detective de Essex creado por Chesterton, puede resultar extraño; pero es que, angustiada como me sentía a veces por el confinamiento y las malas noticias, me he visto impelida a...
Leer más

Otra vida por vivir

No recuerdo si había leído alguna crítica sobre Otra vida por vivir, de Theodor Kallifatides, o, como por arte de magia, apareció el libro entre esas recomendaciones que se te ofrecen por el mero hecho de andar siempre curioseando por los estantes virtuales de internet. La cuestión es que he...
Leer más

El infinito en un junco. La invención de los libros en el mundo antiguo

De vez en cuando, entre ficción y ficción, resulta conveniente volver los ojos a la realidad. Porque esta, como siempre, y según reza el dicho, suele superar a aquellas. Así, la lectura de El infinito en un junco. La invención de los libros en el mundo antiguo, el amenísimo estudio de Irene Vallejo...
Leer más

Como si existiese el perdón

Siguiendo la recomendación del escritor Ignacio Arrabal, con quien comparto amistad y gustos literarios, me he bebido de un solo trago Como si existiese el perdón; una pequeña gran novela de la escritora argentina Mariana Travacio que nos traslada, a través de escuetos capítulos y con un estilo...
Leer más

El padre-hijo (de Sharon Olds)

Nunca me he atrevido a reseñar a Iván Onia. La razón es bien simple. No hay que leer lo que alguien, sorprendido e incapaz de transmitir mínimamente la punta del asombro, dice sobre Iván. Hay que leer a Iván, cada uno de sus libros. Hay que escucharlo. A mí me gusta verlo en directo, con su acento...
Leer más

No entres dócilmente en esa noche quieta

No sé si adentrarse en un autor con tan larga trayectoria a partir de su última publicación sea lo más adecuado. Ignorar su obra anterior, la que lo ha conducido hasta aquí, priva de herramientas para conocerlo, para contextualizarlo, para analizarlo. Sin embargo, sospecho que este No entres...
Leer más

El loco de la calle

Con Sevilla como protagonista, inmortalizada en un barrio popular en torno a una inexistente pero simbólica plaza Cervantes (quién sino el creador del más insigne cuerdo de la literatura para presidir estas narraciones) que se extiende, como un pequeño y universal microcosmos, bajo un mismo cielo,...
Leer más

Keith Landdon. Memorias no autorizadas

Entre las últimas novedades literarias, donde siempre se cuela algún texto primerizo que jamás debería haberse publicado, he tenido la enorme fortuna de encontrarme con Raül Vaca Rey y su Keith Landdon. Memorias no autorizadas; una novela sincera, innovadora, arriesgada, tanto en su formato como en...
Leer más

Ai(m)ée

Tras la imagen del mudo grito que preside la cubierta del libro, diseñada por el mismo Florencio Luque quién sabe si para retratar a la protagonista de este poemario, se reproduce el quejido en sí de la voz poética: un soliloquio ante el oído del psicoanalista en que el lector quisiera convertirse....
Leer más