Ensayando

No sé si me cuelo al contarlo, pero la impaciencia me puede. Porque posiblemente sea la influencia de tantas películas (el cine, en mi vida, tiene culpa de muchas cosas…) lo que hizo que el viernes me sintiera como uno de esos directores de teatro de Broadway asistiendo, tras una mesa con dos compañeros en eso de las artes escénicas, a un casting o a un ensayo antes de un estreno que se supone sonado.

Sí, allí estaba yo, como autora, entre el director, que interrumpía a los actores para darles recomendaciones mirándome siempre a mí, buscando mi aprobación o mi refrendo; y otra de las actrices de la compañía (¿digo ya el nombre? ¿No lo digo…?) que medía el tiempo y anotaba y se encargaba de la voz en off.

Confieso que en un momento dado se me saltaron las lágrimas, pues de verdad que me veía como ese autor principiante que, aunque la sala sea pequeña, o cutre, o tenga hasta que pagar por que se represente lo que ha hecho; o acudan al estreno solo su padre, su madre y un tío de Murcia que pasaba por ahí; y que, aunque en el contrato aparezca que la pieza estaba programada para una semana se suspenda al tercer día, es su obra la que se representa. No sé si me explico.

Realmente no, no me estoy explicando bien, pues en verdad lo que quería contar es que el día 13 de julio se celebrará en Bormujos, en el parque Rafael de Cózar, un homenaje a Gloria Fuertes en el centenario de su nacimiento, y que habrá música, desde rap a flamenco, poesía, títeres, sorpresas… Y, entre tanta magia que creemos derramará el acto, se realizará una lectura dramatizada de una pieza de teatro breve en cuatro fragmentos que ha sido elaborada por menda para la ocasión, que eso fue lo que ensayaron el viernes mi querida Lola Almeyda y uno de los miembros de la compañía… (¿Lo digo ya? ¿Sigo sin decirlo? Es que ya he aprendido a mantener la tensión, y me gusta…) mientras yo, sentada tras la mesa y flanqueada por actores de verdad, me soñaba, también, autora dramática de verdad.

Quién sabe. Quizás algún día.

Elena Marqués

Ensayando

teatro

Felicidades, Elena. Me hace ilusión ver a Lola en el escenario. Abrazos a las dos.

Gloria

¡qué bonito!

Nuevo comentario

Los libros que leo

Bajamares

Por una vez voy a empezar por el principio: por los paratextos que anteceden esta alucinante y alucinada Bajamares de Antonio Tocornal. Porque si las citas de Rulfo y Cristóbal Serra nos sugieren que habremos de sumergirnos en un tiempo y en un espacio profundamente oníricos, la de Francisco de...
Leer más

Animales del parque

Animales del parque, segundo libro de cuentos de Mila Guerrero, se inicia con unas palabras preliminares de la propia autora sobre lo que habrá de venir. Y, si bien nos avisa de que hablará de padres y madres, de las angustias y sinsabores (junto a, también, la extrema felicidad, todo hay que...
Leer más

Manifiesto por la lectura

El opúsculo Manifiesto por la lectura, del fenómeno literario (entiéndase en el buen sentido) Irene Vallejo, fue concebido como preámbulo de un Pacto por el Libro demandado por el sector. Algo que dice mucho de nuestro país, que haya que incitarnos a sumergirnos en un texto y recordar las múltiples...
Leer más

La forastera

Que la protagonista de la narración va a ser una mujer enfrentada a un problema (¿les parece poco la lucha por la supervivencia?) ya lo anuncia el título. Su historia, la historia de Angie, es narrada en primera persona, en un expresivo presente[1] en el que la acompañamos sin darnos cuenta. Con un...
Leer más

La acústica de los iglús

Por circunstancias que prefiero no contar, porque me dejarían en ridículo, no he leído La acústica de los iglús hasta hace unos días. Y, aunque había escuchado magníficas críticas sobre la ópera prima de Almudena Sánchez, que quedó finalista en premios tan prestigiosos como el Ojo Crítico y el...
Leer más

Las voladoras

Conocí a Mónica Ojeda a través de Mandíbula. Y, si bien ya entonces me pareció una solvente novelista, como cuentista me parece algo extraordinario. Ubicada, según ella misma se define, en la línea investigadora del gótico andino, Ojeda nos regala en Las voladoras ocho relatos atravesados por la...
Leer más

Mi niñera fue la bruja Avería

Con Mi niñera fue la bruja Avería nos enfrentamos, más que a un libro de poemas, a una forma de estar en el mundo. Yo diría, más bien, a una forma de expresar el malestar con el mundo, donde su autora dice naufragar pues (y utilizo sus propias palabras), al parecer, «la deriva no termina nunca». Yo...
Leer más

Naturaleza

En un libro, todo debe significar, y las cinco citas elegidas como preludio a Naturaleza, primer poemario de José Iglesias, nos dan muchas pistas de lo que vamos a encontrar en él. Ya aviso que, en contra de lo que anuncia el título, no hay flores ni árboles aquí, ni atardeceres, ni la presencia...
Leer más

Cuaderno de laboratorio

En un documento encontrado en la página web de la Universidad del País Vasco se explica lo siguiente: «Hacer un experimento no se limita a preparar disoluciones y a realizar medidas con aparatos diversos. Cualquier científico está obligado a elaborar un informe escrito de las actividades que ha...
Leer más

Eva mitocondrial

Desde las páginas del prefacio, en el que he tenido el honor de participar, hasta el extenso canto que cierra el libro, el poemario Eva mitocondrial, de la escritora Reyes García-Doncel, que por primera vez incursiona en el género lírico, se plantea como un viaje a la feminidad, que es como decir...
Leer más