Un corazón de hormiga

Con Un corazón de hormiga me enfrento por primera vez a la escritura de Mila Guerrero: seis relatos avalados por otros tantos premios y la buena labor de Anantes, que sabe escoger a sus autores y los cuida como solo esta editorial es capaz de hacerlo; seis relatos de exquisita factura en los que lo cotidiano se convierte en fantástico sin perder verosimilitud y la locura deja cierta impronta necesaria. Sus personajes son seres de carne y hueso atormentados por problemas habituales en los que el amor se convierte en centro casi tanto como el odio, cercados por la magia real de una aprendiz de hechicera o la ansiedad que provoca el calcular el valor pecuniario de todas las mañanas, con sus consiguientes despertares, de una mujer que se llamara Elena.

Sí, así son los «argumentos» de estos textos en los que la poesía se filtra en cada párrafo, traída con el viento de Levante que barre las calles del Sur y perturba al más cuerdo. Un tipo que pelea con un nombre, con «Tu nombre», aunque lo hace «en defensa propia», aunque haya sangre real y olvido consecuente. Una mujer que se enfrenta a unos «Comienzos» contando el proceso de esa gran ceremonia que significa vestirse de novia, donde las lágrimas de las hermanas y lo inoportuno de los parientes deja cierto regusto de ironía. Otro tipo que explica la búsqueda de la mujer que habrá de acompañarlo, y quién comparte con él hombros y lloros, y borracheras, mientras eso sucede.

Y, aunque los «argumentos» sean tan diferentes, o al menos lo parezca la excusa para tomar la pluma, todos estos relatos tienen en común una voz transida de magia (de magia real en «Un error de principiante», donde el hechizo y el vudú, donde la muerte); una preocupación por el corazón, y la razón (y la sinrazón) del hombre; por su sufrimiento; por la dificultad de la vida, que lo asalta en desventaja, desarmado, impotente, sin las herramientas útiles para vencerla en ningún asalto.

Mila Guerrero sí tiene una herramienta, o un arma, y es la pulcritud con que construye estos relatos en los que nada o todo pasa, en los que se desvela a una escritora preocupada por el hombre real, no solo por la ficción; una mujer que conoce el lado oscuro que todos llevamos dentro, los gramos de locura que alojamos por el simple hecho de estar, y amar, y odiar, y vivir expuestos al viento y la intemperie.

El libro que aún tengo entre las manos es pequeño, pero intenso; fácil de leer, aunque lo que diga no lo sea, sino más bien una revelación de lo complejos que podemos ser por dentro; y tiene la facultad de hacernos olvidar lo que traíamos entre manos. Es uno de esos libros para disfrutar y sobre los que volver, para descubrir en cada nueva lectura la autoridad del destino, la esencia de la locura, y también su belleza. La posibilidad de crear mundos tan reales como el que pisamos cada mañana con nuestro pequeño y frágil corazón de hormiga.

Elena Marqués

Mila Guerrero (Morón de la Frontera, Sevilla, 1973) es Licenciada en Filología Inglesa por la Universidad de Sevilla. Ha sido premiada en el Segundo Certamen de Relatos Cortos «Para la Igualdad» (1998), en el V Certamen de Narraciones Miguel Cabrera (1998) y el VII Premio de Narraciones Ciudad de Cantillana (2002). Relatos suyos aparecen recogidos en diversas antologías y ha colaborado con proyectos culturales y en revistas literarias como La espada flamígera y en el periódico Morón 30 Días. El microrrelato es un género del que gusta especialmente porque su brevedad permite aumentar la intensidad de emoción que se transmite al lector. En la actualidad lo cultiva con pasión en su blog  Terapia Opuscular .

 

 

Un corazón de hormiga

Barrios

Como consigo el libro?

Re: Barrios

Yo lo adquirí en la librería Yerma, en Sevilla; perdo puedes encontrarlo también en la página web de la editorial (https://www.anantescultural.net/?product=un-corazon-de-hormiga) y en Amazon, que llega a todas partes.
Espero que te guste.
Un abrazo.

Nuevo comentario

Los libros que leo

La casa de los gatos

Conocí a Gregorio Verdugo en una tertulia literaria. En «nuestra» tertulia, que es también, y/o sobre todo, una reunión de amigos. Gente que se congrega en torno al «vicio» común de la Literatura. Gente que lee y (alguna) escribe. Todos esperamos de un escritor que cada libro que presente sea mejor...
Leer más

Cenizas y rosas

Escribir sobre el duelo, sobre perder a un padre y sentir al fin el significado de la palabra orfandad, no creo que sea fácil. Y mucho menos si lo que se propone la autora es, además, dejar constancia del más o menos largo tiempo previo en que la vejez impone su exasperante lentitud, sus múltiples...
Leer más

Días de redención

«Los recuerdos se complacen en visitarnos / a su capricho». Así se inicia el poema «María», de Días de redención; un libro en el que de nuevo escuchamos la voz clara a la vez que profunda de Tomás Sánchez; un compendio en el que vuelve sus ojos al piélago de su pasado y recorre, con evidente...
Leer más

Velocidad de los jardines

Casi treinta años después de su publicación, aún seguimos leyendo Velocidad de los jardines; un libro inaugural de lo que el mismo autor denomina «postcuento» o «anticuento» o un lugar donde se superan fórmulas gastadas y se abren ventanas con vistas a. Un experimento exitoso. Se inicia este...
Leer más

Apuntes del natural

Se diría, por el nombre del poemario, que en Apuntes del natural la escritora sotileña Lola Almeyda ha decidido cambiar de armas. Es obvio que no, que sigue empleando la de la palabra. Pero esta vez se le antoja erigirse en creadora y arquitecta; en diosa (aunque «nunca quise ser Dios», pues conoce...
Leer más

La pared del caracol

Desde el principio, el título del nuevo libro de Ana Isabel Alvea me enfrentó a una curiosidad, más que a un misterio. Es lo que tienen las anfibologías. ¿A qué se refiere con La pared del caracol? ¿Al muro que gana el gasterópodo con exasperante lentitud y paciencia, a la tapia por la que resbala...
Leer más

El camino imperfecto

Hace poco, en la consulta del Doctor Goodfellow, mostré mi entusiasmo (creo que lo llamé directamente «enamoramiento») por la escritura del portugués José Luís Peíxoto, en concreto por su Autobiografía; un libro con fondo y hechuras saramaguianos que me hizo disfrutar mucho entre las «estrechas»...
Leer más

Después de muchos inviernos

«Nada empieza en el punto donde creemos que empieza. Las cosas siempre vienen de algún momento anterior, lejos de nosotros, y terminan en un futuro que ni siquiera sospechamos». Hace poco compartí en redes estas palabras de Marian Izaguirre porque creía haber leído algo parecido en algún sitio. Y...
Leer más

Antes del Paraíso

«A mi padre, a mi madre, les faltaba alguna cosa». No es que esta frase sea una de las más brillantes del libro, pero si la traigo aquí, a esta ventana, es porque estoy segura de que a todos nos falta más de una cosa (por eso, como el padre de Jorge en el primer relato, escribimos y, sobre todo,...
Leer más

Bajamares

Por una vez voy a empezar por el principio: por los paratextos que anteceden esta alucinante y alucinada Bajamares de Antonio Tocornal. Porque si las citas de Rulfo y Cristóbal Serra nos sugieren que habremos de sumergirnos en un tiempo y en un espacio profundamente oníricos, la de Francisco de...
Leer más