Buenas noticias

Tengo poco tiempo, por no decir ninguno (de hecho, empecé a escribir esta entrada para colgarla el lunes pasado y me resultó imposible); pero es que estos días he tenido varias emociones seguidas, y una está tan poco acostumbrada…

El viernes 19, por ejemplo, me trasladé a Huelva a presentar mi novela El juego de la invención, a la conocida librería La dama culta. Allí pasamos un rato estupendo con Carmen Martagón como maestra de ceremonias y bajo la atenta mirada de Oriens el Bicho, que nos vigilaba desde un metro más o menos en su estantería de literatura infantil. Así que, a lo tonto a lo tonto, se juntaron en un momento en aquel espacio de cultura tres de mis obras más queridas: la del gamberro santanderino, la del profesor John O’Toole, protagonista de Año sabático, y la que venía auspiciada por una lluvia que finalmente no llegó a caer.

Y, si eso fuera poco, dos días más tarde mi amigo José Luis Ordóñez, responsable de la edición de Siete piezas de teatro breve (Sevilla, Editorial El Sendero, 2017), en la que se incluye mi primera incursión en el género, Cumplimiento de contrato, me llamó para informarme de que había dejado de ser la única aún no representada en los escenarios, pues la Asociación Cultural Teatreiras de Monforte de Lemos había procedido a adaptarla, junto a otra obra del mismo volumen, la del maestro José Carlos Carmona, y a llevarla a las tablas nada menos que en gallego por distintas localidades lucenses.

Así que desde aquí mando mi agradecimiento a quienes han hecho posible la aventura y os recuerdo que, aunque me ocupo poco de mi ventana, aún me seguiré asomando de vez en cuando. E intentaré que sea siempre con buenas noticias.

Elena Marqués

Buenas noticias

No se encontraron comentarios.

Nuevo comentario