Aquella edad inolvidable

A Ramiro Pinilla llegué por indicación de uno de mis escasos lectores (gracias, Enrique) a través de Las ciegas hormigas. No voy a hablar aquí de ese libro épico, refrendado por el Premio Nadal y de la Crítica, en el que el azote del temporal y su consecuente naufragio dan pie a una historia de diminutos y silentes héroes en busca del pan y del carbón. Es una obra demasiado grande como para que pueda decirse nada más de ella y recomiendo, simplemente, lanzarse al abismo de leerla. Sí me atrevo a reseñar este otro, Aquella edad inolvidable, simplemente porque acabo de cerrar la última página y me ha sorprendido que yo, que no sigo la liga ni mucho menos conozco la alineación del Athletic de aquellos años en que ganó la Copa para desgracia del Caudillo, me he sumergido en él con una facilidad asombrosa. También porque este escritor poco conocido por estos lares acaba de fallecer y es buen momento para colocarlo en el lugar que merece.

El argumento es en apariencia simple. Un joven albañil de Getxo es descubierto y fichado por el Athletic de Bilbao para satisfacción de su padre y alivio de la maltrecha economía familiar. El sustancioso contrato que firma con el club vasco lo lleva a planes de boda con una muchacha que acude todas las mañanas a su casa a venderles la leche. La gloria parece rozarlo al meter el gol del triunfo en la final del año 1943, y del mismo modo caprichoso lo abandona tras una violenta entrada de un jugador contrario que lo lesiona para siempre. Por ese motivo decide abandonar a la muchacha, para que no corra la suerte de la pobreza, y se dedica a ensobrar cromos, una de las pocas tareas que puede realizar sentado.

Souto Menaya se convierte en un hombre patético incapaz de asumir su desventura. Después de tenerlo todo a su alcance, debe renunciar a una felicidad de relumbrón. Y por mucho que su novia, Irune, se empeñe en recuperarlo, el joven se siente humillado e indigno; mucho más cuando descubre, entre las estampitas que debe envolver para ganarse unas míseras pesetas, su propio rostro inútil en una alineación que ya no le pertenece.

Los personajes que deambulan por estas páginas no son muchos, pero todos ellos están vivos y hablan con voz propia, con la excepción de Socorro, la madre de Souto Menaya, que, al perder a su otro hijo en un desgraciado atropello, persiste en un elocuente silencio que todos, incluso el lector, aprenden a interpretar.

Pero, si bien perfilados están los hombres (será porque el fútbol era entonces eminentemente masculino y pocas son las mujeres que se asoman a estas páginas) que pasean por ese paisaje vizcaíno que Ramiro Pinilla convierte en mito, desde los humildes pobladores de la taberna a los que enchaquetados directivos del palco de San Mamés, mayor maestría muestra en el trazo formal de la escritura, atinada y directa, rica pero concisa, como si la rudeza del paisaje y de la historia le transmitieran a cada frase la escueta fórmula de la amargura.

Se dice que en un relato las frases han de tener las palabras justas y medidas mientras la novela se permite divagar y decaer incluso en un esfuerzo estilístico difícil de mantener durante tantas páginas. No es el caso de Ramiro Pinilla. Cada oración es una obra de exquisita orfebrería que da justo en el blanco. Nada sobra ni nada falta, y a veces nada cuenta que avance; pero consigue que nos traslademos a los años cuarenta en una España que acababa de cerrar una de sus etapas más dolorosas sin superarla, un país donde el problema vasco permanecía latente y para el que las batallas imposibles de libraban en el césped.

No debería añadir más ni desvelar un final que se intuye desde el principio, pero no me resisto a anunciar que lo que se adivina como una frustrada historia de amor y desesperanza se convierte en un canto a la dignidad difícil de entender en los tiempos que corren.

 

 

Ramiro Pinilla (Bilbao 1923-Baracaldo 2014) se dio a conocer en los años sesenta con Las ciegas hormigas, ganadora del Premio Nadal y del Premio de la Crítica; pero, tras ese comienzo exitoso, decidió publicar sólo en pequeñas editoriales durante más de treinta años. Autor de las novelas La higuera, Antonio B. el Ruso, ciudadano de tercera y Sólo un muerto más, la excepcional trilogía Verdes valles, colinas rojas lo reafirma como uno de los grandes escritores contemporáneos.

Aquella edad inolvidable

Огромное тебе СПАСИБО

ничего особенного

Database of State

DSIRE is the most comprehensive source of information on incentives and policies that support renewables and energy efficiency in the United States. Established in 1995, DSIRE is operated by the N.C. Clean Energy Technology Center at N.C. State University and receives support from EnergySage.


<a href=https://www.venezia.net/16/01/2014/libreria-acqua-alta-gli-scaffali-per-i-libri-sono-gondole-barche.html> website</a>

https://abnt.org.br/media/pages/?sovety_po_prohoghdeniyu_batman_arkham_origins_osnovnye_missii_111__1.html

кпк обновление отзывы

Отзывы о КПК Обновление
В сети Интернет достаточно много отзывов о кредитном потребительском кооперативе Обновление. Однако после тщательного их анализа мы пришли к выводу, что многие написаны теми, кто даже не являлся клиентами компании и чаще выбирает для сотрудничества банки. В отзывах очень много недостоверной информации. Именно по этой причине на этом сайте мы решили собрать все мнения пользователей об их деятельности. Здесь вы найдете как положительные, так и негативные мнения про займы и инвестиции в данный КПК. Мы ничего не скрываем и не удаляем. Пользователи могут оставлять любые комментарии. Главное, чтобы мнения действительно были полезными. На этой странице можно прочитать отзывы о работе, а также о том, какие условия предлагает организация. Здесь вы можете получить действительно правдивую информацию обо всех нюансах сотрудничества. Пользователи делятся своим мнением о том, какие инвестиционные услуги здесь можно получить и в чем особенность тех или иных вкладов. Также, клиенты делятся своим мнением относительно займов, удобства их получения, а также процентных ставок.
<a href=https://obnovlenie-otzyvy.ru/>кпк обновление отзывы</a>
https://obnovlenie-otzyvy.ru/

букмекерские конторы

Как выигрывать в букмекерских конторах

Конечно, стопроцентной гарантии вам никто не даст, но есть некоторые стратегии, которые очень успешно можно использовать в некоторых видах спорта.
Вот, например, система Мартингейла. Ее очень удобно использовать в букмекерских конторах на настольном теннисе — в турнире Setka Cup.
Все дело в том, что это любительский турнир и там часто выигрывают теннисисты, на победу в партии которых дают коэффициент 2,00-2,20.
Пример:
Играют теннисист №1 и теннисист №2. Первый — фаворит, второй — аутсайдер. На победу первого в партии дают коэффициент 1,60, на второго — 2,20.
1. Ставим 300 рублей на второго по 2,20. Партия заканчивается победой первого.
2. Увеличиваем ставку вдвое и ставим 600 рублей на победу второго во второй партии. Наш теннисист побеждает.
Подсчитываем прибыль. Сумма выигрыша составляет 600 х 2,20 = 1 320. Вычитаем сумму второй ставки и сумму первой ставки: 1 320 — 600 — 300 = 420 рублей. Это ваша чистая прибыль.
Просто понаблюдайте в одной из букмекерских контор, как проходят матчи по настольному теннису в турнире Setka Cup (они идут практически круглосуточно).


https://sport4bets.ru/%d0%b1%d1%83%d0%ba%d0%bc%d0%b5%d0%ba%d0%b5%d1%80%d1%81%d0%ba%d0%b8%d0%b5-%d0%ba%d0%be%d0%bd%d1%82%d0%be%d1%80%d1%8b-%d1%80%d0%be%d1%81%d1%81%d0%b8%d0%b8/
<a href=https://sport4bets.ru/%d0%b1%d1%83%d0%ba%d0%bc%d0%b5%d0%ba%d0%b5%d1%80%d1%81%d0%ba%d0%b8%d0%b5-%d0%ba%d0%be%d0%bd%d1%82%d0%be%d1%80%d1%8b-%d1%80%d0%be%d1%81%d1%81%d0%b8%d0%b8/>букмекерские конторы</a>

zzvvwvybmgmw

printable cialis coupon https://gecialiscan.com/# - canadian pharmacy cialis 20mg
cialis side effects
canada pharmacy online <a href=https://gecialiscan.com/>cost of cialis</a> buying cialis online safely

dahufyyarpqi

viagra pills https://reviagaraget.com/ - where to buy viagra online safely
viagra from canada
order generic viagra <a href=https://reviagaraget.com/>viagra 100mg</a> pfizer viagra price

New video of crazy winnings

<a href=https://vk.cc/bWtCT9><img src="https://jakjon.com/google1.jpg"></a>
Новое видео <a href=https://jakjon.com/>крупных заносов выдачей в слотах во время стрима. </a>
New video <a href=https://jakjon.com/>large drifts payouts in slots during the stream.</a>

Hello world

:)<a href=https://wmj.su/>:)</a>:)

порно ночью

Отборное порно видео 2021 года в хорошем качестве! Смотрите в HD качестве и скачивайте бесплатно порно ролики c 18 летними на ПК, телефон или планшет на нашем сайте.

https://pornoru.online/k.php?tag=big-tits

<a href=https://pornoru.online/v.php?content=13961>брат и сестра</a>

Спасительная магия


<a href=https://my-magic.ru>сильные молитвы на любовь мужчины</a>

Nuevo comentario

Los libros que leo

La casa de los gatos

Conocí a Gregorio Verdugo en una tertulia literaria. En «nuestra» tertulia, que es también, y/o sobre todo, una reunión de amigos. Gente que se congrega en torno al «vicio» común de la Literatura. Gente que lee y (alguna) escribe. Todos esperamos de un escritor que cada libro que presente sea mejor...
Leer más

Cenizas y rosas

Escribir sobre el duelo, sobre perder a un padre y sentir al fin el significado de la palabra orfandad, no creo que sea fácil. Y mucho menos si lo que se propone la autora es, además, dejar constancia del más o menos largo tiempo previo en que la vejez impone su exasperante lentitud, sus múltiples...
Leer más

Días de redención

«Los recuerdos se complacen en visitarnos / a su capricho». Así se inicia el poema «María», de Días de redención; un libro en el que de nuevo escuchamos la voz clara a la vez que profunda de Tomás Sánchez; un compendio en el que vuelve sus ojos al piélago de su pasado y recorre, con evidente...
Leer más

Velocidad de los jardines

Casi treinta años después de su publicación, aún seguimos leyendo Velocidad de los jardines; un libro inaugural de lo que el mismo autor denomina «postcuento» o «anticuento» o un lugar donde se superan fórmulas gastadas y se abren ventanas con vistas a. Un experimento exitoso. Se inicia este...
Leer más

Apuntes del natural

Se diría, por el nombre del poemario, que en Apuntes del natural la escritora sotileña Lola Almeyda ha decidido cambiar de armas. Es obvio que no, que sigue empleando la de la palabra. Pero esta vez se le antoja erigirse en creadora y arquitecta; en diosa (aunque «nunca quise ser Dios», pues conoce...
Leer más

La pared del caracol

Desde el principio, el título del nuevo libro de Ana Isabel Alvea me enfrentó a una curiosidad, más que a un misterio. Es lo que tienen las anfibologías. ¿A qué se refiere con La pared del caracol? ¿Al muro que gana el gasterópodo con exasperante lentitud y paciencia, a la tapia por la que resbala...
Leer más

El camino imperfecto

Hace poco, en la consulta del Doctor Goodfellow, mostré mi entusiasmo (creo que lo llamé directamente «enamoramiento») por la escritura del portugués José Luís Peíxoto, en concreto por su Autobiografía; un libro con fondo y hechuras saramaguianos que me hizo disfrutar mucho entre las «estrechas»...
Leer más

Después de muchos inviernos

«Nada empieza en el punto donde creemos que empieza. Las cosas siempre vienen de algún momento anterior, lejos de nosotros, y terminan en un futuro que ni siquiera sospechamos». Hace poco compartí en redes estas palabras de Marian Izaguirre porque creía haber leído algo parecido en algún sitio. Y...
Leer más

Antes del Paraíso

«A mi padre, a mi madre, les faltaba alguna cosa». No es que esta frase sea una de las más brillantes del libro, pero si la traigo aquí, a esta ventana, es porque estoy segura de que a todos nos falta más de una cosa (por eso, como el padre de Jorge en el primer relato, escribimos y, sobre todo,...
Leer más

Bajamares

Por una vez voy a empezar por el principio: por los paratextos que anteceden esta alucinante y alucinada Bajamares de Antonio Tocornal. Porque si las citas de Rulfo y Cristóbal Serra nos sugieren que habremos de sumergirnos en un tiempo y en un espacio profundamente oníricos, la de Francisco de...
Leer más