Aquella edad inolvidable

A Ramiro Pinilla llegué por indicación de uno de mis escasos lectores (gracias, Enrique) a través de Las ciegas hormigas. No voy a hablar aquí de ese libro épico, refrendado por el Premio Nadal y de la Crítica, en el que el azote del temporal y su consecuente naufragio dan pie a una historia de diminutos y silentes héroes en busca del pan y del carbón. Es una obra demasiado grande como para que pueda decirse nada más de ella y recomiendo, simplemente, lanzarse al abismo de leerla. Sí me atrevo a reseñar este otro, Aquella edad inolvidable, simplemente porque acabo de cerrar la última página y me ha sorprendido que yo, que no sigo la liga ni mucho menos conozco la alineación del Athletic de aquellos años en que ganó la Copa para desgracia del Caudillo, me he sumergido en él con una facilidad asombrosa. También porque este escritor poco conocido por estos lares acaba de fallecer y es buen momento para colocarlo en el lugar que merece.

El argumento es en apariencia simple. Un joven albañil de Getxo es descubierto y fichado por el Athletic de Bilbao para satisfacción de su padre y alivio de la maltrecha economía familiar. El sustancioso contrato que firma con el club vasco lo lleva a planes de boda con una muchacha que acude todas las mañanas a su casa a venderles la leche. La gloria parece rozarlo al meter el gol del triunfo en la final del año 1943, y del mismo modo caprichoso lo abandona tras una violenta entrada de un jugador contrario que lo lesiona para siempre. Por ese motivo decide abandonar a la muchacha, para que no corra la suerte de la pobreza, y se dedica a ensobrar cromos, una de las pocas tareas que puede realizar sentado.

Souto Menaya se convierte en un hombre patético incapaz de asumir su desventura. Después de tenerlo todo a su alcance, debe renunciar a una felicidad de relumbrón. Y por mucho que su novia, Irune, se empeñe en recuperarlo, el joven se siente humillado e indigno; mucho más cuando descubre, entre las estampitas que debe envolver para ganarse unas míseras pesetas, su propio rostro inútil en una alineación que ya no le pertenece.

Los personajes que deambulan por estas páginas no son muchos, pero todos ellos están vivos y hablan con voz propia, con la excepción de Socorro, la madre de Souto Menaya, que, al perder a su otro hijo en un desgraciado atropello, persiste en un elocuente silencio que todos, incluso el lector, aprenden a interpretar.

Pero, si bien perfilados están los hombres (será porque el fútbol era entonces eminentemente masculino y pocas son las mujeres que se asoman a estas páginas) que pasean por ese paisaje vizcaíno que Ramiro Pinilla convierte en mito, desde los humildes pobladores de la taberna a los que enchaquetados directivos del palco de San Mamés, mayor maestría muestra en el trazo formal de la escritura, atinada y directa, rica pero concisa, como si la rudeza del paisaje y de la historia le transmitieran a cada frase la escueta fórmula de la amargura.

Se dice que en un relato las frases han de tener las palabras justas y medidas mientras la novela se permite divagar y decaer incluso en un esfuerzo estilístico difícil de mantener durante tantas páginas. No es el caso de Ramiro Pinilla. Cada oración es una obra de exquisita orfebrería que da justo en el blanco. Nada sobra ni nada falta, y a veces nada cuenta que avance; pero consigue que nos traslademos a los años cuarenta en una España que acababa de cerrar una de sus etapas más dolorosas sin superarla, un país donde el problema vasco permanecía latente y para el que las batallas imposibles de libraban en el césped.

No debería añadir más ni desvelar un final que se intuye desde el principio, pero no me resisto a anunciar que lo que se adivina como una frustrada historia de amor y desesperanza se convierte en un canto a la dignidad difícil de entender en los tiempos que corren.

 

 

Ramiro Pinilla (Bilbao 1923-Baracaldo 2014) se dio a conocer en los años sesenta con Las ciegas hormigas, ganadora del Premio Nadal y del Premio de la Crítica; pero, tras ese comienzo exitoso, decidió publicar sólo en pequeñas editoriales durante más de treinta años. Autor de las novelas La higuera, Antonio B. el Ruso, ciudadano de tercera y Sólo un muerto más, la excepcional trilogía Verdes valles, colinas rojas lo reafirma como uno de los grandes escritores contemporáneos.

Aquella edad inolvidable

Подскажите где вы купить качественные оригинальные часы?

Всем привет, подскажите в каком месте можно дать на лапу лучшие уникальные пора

продам матрас двуспальной кроватью

Продаем матрасы собственного производства
Матрас РВ цв 460-1300 руб
Матрас детский РВ 400 руб
Подушка РВ 160 руб
Подушка синтепон 155 руб
Внимание NEW! Предлагаем спальные комплекты для рабочих: матрас 70х190 п/э + одеяло 1сп. + КПБ п/э 1сп. + подушка 60х60.
Цена 1500 руб!!!


skype seojerry

Производственная СВ компания "Триада" предлагает

Изготовлениесветодиодных электронных табло, бегущих строк, табло для АЗС

little muscle boy

Hello! How can I contact Admin?
fbnty55fe4

Москитные сетки

Услуги Интернет-магазина "Авалор" будут полезны как обычным гражданам, так и владельцам ресторанов, банков, магазинов и прочих учреждений, в помещении которых могут находиться дети. Мы продаём детские замки на окна, которые станут гарантией безопасности ребенка, находящегося в помещении. К слову, такие блокираторы будет вполне уместно устанавливать даже в одноэтажных домах.

Довольно часто детский замок может стать достойной альтернативой традиционным оконным решёткам.Таким образом, Вы сможете защитить свой дом от грабителей, надежность и высокое качество детских замков мы гарантируем.

Как правило, блокиратор такого типа крепится на нижнюю створку окна, чтобы ребенок не мог открыть створки полностью.В том случае, если Вам нужно будет открыть окно, к примеру, для того, чтобы полить цветы, Вы сможете воспользоваться специальным ключом.

На сайте нашего интернет - магазина Вы найдете замки, которые крепятся на пластиковые или металлические окна.Благодаря большому разнообразию цветов, Вы легко сможете подобрать именно то изделие, которое Вам больше всего подойдет.Среди большого ассортимента товаров у нас Вы можете заказать замки серого, коричневого, золотого цвета и т.д.Мы реализуем продукцию проверенных и известных брендов, в числе которых:BabySafeLock BSL, Roto и другие.

Обратите внимание на то, что в магазине "Авалор" можно подобрать замок не только по критериям внешнего вида, но и по принципу действия.Наши блокираторы могут быть: врезными, с тросиком, с цилиндром, с поворотной лапкой.

Вы хотите выбрать качественный замок, который подойдет для Вашего окна как нельзя лучше?В таком случае, обращайтесь за консультацией к нашим специалистам.Свяжитесь с нами по телефону, и мы обязательно поможем Вам сделать правильный выбор. При этом, заявки на покупку изделия можно оставлять самостоятельно на нашем сайте.

Сделав заказ на [url=avalor.ru/domvent]вентиляция домвент[/url], мы отправляем товар во все населённые пункты России, и предоставляем одновременно несколько вариантов оплаты заказа.Перевести деньги можно:

- на банковский счет нашей компании;
- при помощи популярных электронных платежных систем;
- при использовании услуг логистической компании, которая доставляет заказ. Если Вы хотите использовать наложенный платеж, то стоимость услуг транспортной компании немного возрастет.

Переходите на сайт Интернет-магазина Avalor прямо сейчас, чтобы в считанные секунды оформить заказ, и обезопасить детей от рисков.

Производственная СВ компания "Триада" предлагает

Производствосветодиодных табло валют, бегущих строк, табло для АЗС

standing site Jarle Thorsen Kielce

weather resource Jarle Thorsen

рыкерыфкряап

Благодарю! Интересно очень )

донченко сергей иванович отзывы

донченко сергей иванович отзывы

NFL Jerseys China

By the end of the season, Clay Matthews and Sam Barrington were seeing most of the playing time at inside linebacker in place of Jones and veteran A.J. Hawk.Notes: The Bengals became the 33rd team in NFL history and the 22nd in the Super Bowl era to open 8-0. ... LB Rey Maualuga (right calf) and RT Andre Smith (concussion) were inactive. ... Cincinnati got a scare when LB Vontaze Burfict limped off in the second quarter after hurting his left knee, the one that had offseason surgery and caused him to miss the first six games. Burfict got the knee examined and returned later in the quarter."I don't really compare myself to other players," he said. "You really limit yourself if you compare yourself to others, that's something I was taught at a young age. For me, I just really focus on myself and make sure I can be the best player I can be."Hosley started against Washington on Sept. 24 when Dominique Rodgers-Cromartie was out with a concussion.The Lions have failed to draft well enough to win and their other moves 锟?or lack of them, such as losing defensive lineman Ndamukong Suh in free agency 锟?have often missed the mark.DENVER (AP) 锟?The Denver Broncos are running away with the AFC West again. Only, this time, they're doing it with takeaways, not touchdowns.

Nuevo comentario

Los libros que leo

Algunos animales y un árbol

Bajo la denominación Algunos animales y un árbol podría caber cualquier contenido, especialmente de corte ecológico. Aunque a mí, bromas del subconsciente, este título me ha recordado a otro por igual curioso y que dio mucho que hablar: el del documental de 2017, grabado por el actor español...
Leer más

En el iris el tiempo

No vamos a quejarnos de los últimos años porque todos tenemos motivos para hacerlo. La vida se nos ha puesto patas arriba, irreconocible. Y nosotros mismos hemos cambiado. No solo en costumbres, sino también en carácter. Una de las consecuencias de este desbarajuste, tanto colectivo como...
Leer más

En el río trenzado

Pasamos la vida salvando encrucijadas y planteándonos si habremos acertado en la elección. Dos conjunciones juntas, la copulativa «y» y la condicional «si», que, bajo ese aspecto insignificante, entrañan un gran peligro. Yo misma (pero quién no, diréis) incluí una reflexión acerca de eso en mi...
Leer más

Beernes

En estos tiempos crispados, en que te cruzas con alguien y te saluda directamente con un «pues anda que tú», se hace más necesario que nunca reivindicar el humor. Por eso me declaro hater de aquel fraile de El nombre de la rosa partidario de envenenar a todo el que osara leer el libro de...
Leer más

Todo lo que crece. Naturaleza y escritura

No recuerdo cuándo, ni dónde, aunque sospecho que fue en una de esas entradas facebookianas con las que de vez en cuando me entretengo, leí un acertado comentario sobre el arte de escribir contracubiertas y solapas, entendiendo en este caso el término «arte» en la cuarta acepción del diccionario,...
Leer más

El sintonizador

Ayer, cuando andaba planificando mi entrada de hoy, me enviaron vía WhatsApp un vídeo de lo más inquietante. Un tipo con barbas y excelente dicción explicaba las infinitas posibilidades de la inteligencia artificial. Y lo hacía a través de un ejemplo en el que prestaba su voz a un avatar con su...
Leer más

Las calles del tiempo

Aunque muchas veces los lectores afirmamos que nos gusta meternos en los libros para viajar lejos, más allá de nuestras fronteras, sucumbimos con mayor facilidad a sus historias cuando estas transcurren por nuestros espacios más queridos. Como si, al pasear los ojos por las páginas, camináramos de...
Leer más

Nunca debiste atravesar esos parajes

«Dicen que matar a una persona no es sencillo. De mis primeras clases recuerdo aquello de que el asesinato es una interacción entre el criminal y su víctima. Cuando vienes de una familia como la mía, la muerte adquiere un carácter cotidiano, tanto como el de la fruta o las pantallas de...
Leer más

De Homero y otros dioses

El año que se apaga, si dejamos a un lado crisis y pandemia, que no sé hasta qué punto es eso posible, se ha convertido en una continua celebración para dos filólogas llamadas como mi primogénita. No pasa una sola semana sin que salte el nombre de una de ellas en medios y redes, ya sea por verse...
Leer más

Trigo limpio

La verdad es que no sé por dónde empezar. Porque la novela ganadora del Premio Biblioteca Breve 2021 es tan ambiciosa, compleja y a la vez hipnótica que todo lo que diga en estas pocas líneas no alcanzará a explicar ni levemente lo que he experimentado en el camino. Simplificando mucho, Trigo...
Leer más