Sonata cósmica

Posiblemente queden ya pocas editoriales como Corona del Sur. Nacida en 1980, con más de mil quinientos títulos a sus espaldas, cuida sus piezas como si fueran obras de artesanía y selecciona bien lo que sale de sus prensas.

Con Sonata cósmica, reedición del primer libro del reconocido poeta Francisco Peralto que recorre los años 1968-1973, inicia una nueva colección, «La botella del náufrago», y rescata para nosotros una voz que causa estupefacción por su singularidad y la riqueza de sus imágenes.

Las incursiones del malagueño en la poesía visual y sus conocimientos de las posibilidades tipográficas del verso y la palabra se muestran en estas escasas páginas que contienen todo un universo plástico y lúdico, donde las sílabas se escalonan y dibujan profundidades por las que el lector desciende acompañado por una segunda persona que recomienda «no digáis palabras vanas», que encuentra la paz en los campos de la infancia de olivos y juncos y en la lucha solitaria en honor de Cavafis cuando confirma «sigo combatiendo».

La desesperanza, la «soez desesperación», el «temor horrendo / al supremo destino», lo decolora de un «Soplo» y afirma «Estamos muertos» en una realidad cotidiana que no es sino bajeza y desolación («Esa es la soledad que siento / al verme rodeado del vacío», donde «Lo nuevo es lo mejor» y los museos recogen la historia ya cadáver.

Poesía cósmica, dividida en cuatro partes como su correlato musical, se abre en su segundo movimiento en flores de alucinación y de cadmio «en los confines del espacio-tiempo / en una ignota galaxia». Adjetivos ásperos y lóbregos (hojas secas, jardines oscuros), términos que nunca esperaríamos en un poema (átomos vic, pteredalticus albinos), brotan y giran «por el insondable abismo» a la par que el hombre de Neanderthal y sus enterramientos.

Así, la tercera parte se levanta sobre cipreses que se alimentan en los camposantos de los desechos del hombre, «Cruces del cementerio», «Titanes poderosos» de El Romeral y Menga... Y todo nos recuerda nuestra condición temporal, nuestra suerte de viajeros por un espacio infinito de energías y monstruos que termina, como un nuevo fragmento del cosmos, de basura celeste, encapsulado en un «Féretro espacial» como un barco fantasma a la deriva...

Elena Marqués

Francisco Peralto (Málaga, 1942)

Fanático de los libros, poeta versal y experimental, narrador, ensayista, crítico literario e investigador, estudió Artes Gráficas en Málaga y recibió diversos premios en el campo de la encuadernación y el diseño. En 1964 creó la base de su imprenta artesanal y en 1965 publicó su primera novela. En 1973 inició la edición de sus colecciones de libros y revistas y en 1974 su primer artículo sobre poesía visual.

Sonata cósmica

No se encontraron comentarios.

Nuevo comentario

Los libros que leo

Los ángeles fríos

Superada la cuestión bizantina del sexo de los ángeles, no imaginaba que su temperatura pudiera plantear también alguna controversia. De hecho, habría apostado por cierta calidez ingénita a la esencia espiritual de estos servidores de lo divino. Por eso, el solo título del último libro de poemas de...
Leer más

El diagrama colérico

Desde que conociera a David Fernández-Viagas con Días naturales hasta este segundo volumen de relatos, han pasado algunos años. Y compruebo que el autor los ha aprovechado bien para crear de nuevo ese ambiente fantástico (léase pensando en las acepciones 2 y 4 del término), esa «atmósfera íntima y...
Leer más

Desnombramientos

«Transitarse en la escritura. Escribirse habitada por los otros, habitar en las palabras heredadas, abrirse paso con el lenguaje entre su propia espesura, abrir grietas, buscando, quizá, un no-lugar en el que todo está aún por pronunciar. Desnombrar el mundo para poder nombrarlo. Tocar el mundo sin...
Leer más

Calle de los noctámbulos

Que la poeta Anabel Caride (Sevilla, 1972) sea también filóloga y que en esa doble condición escriba unas palabras preliminares a Calle de los noctámbulos, no solo para «justificar» los aires celtas que campan por sus páginas, sino incluso para aclarar su estructura y los títulos de cada parte (el...
Leer más

Variaciones y reincidencias (1978-2018)

Bajo el título Variaciones y reincidencias (1978-2018) se reúne prácticamente la obra completa del poeta paraeño Javier Salvago; una labor de cuarenta años en la que, a pesar del paso del tiempo, lo encontramos y reconocemos siempre. Porque, para Salvago, la escritura corre en paralelo con la vida...
Leer más

Tres muertos

De las cinco citas que anteceden a la última novela de Manuel Machuca, me quedo con las tres primeras: «La vida de los otros es solo lo que nos quieren contar» (Felipe Benítez Reyes), «Las historias solo existen del todo cuando alguien las escribe» (Javier Cercas) y «Las únicas cosas verdaderamente...
Leer más

Exorcismos

El jueves 24 de octubre, bastante más allá de las 19:30, con la no-puntualidad que suele caracterizar este tipo de actos, tuvo lugar en la Sala El Cachorro de Sevilla la presentación del libro de relatos Exorcismos, publicado bajo el sello editorial Extravertida en la colección Le Petit...
Leer más

Feliz final

Aunque me habían avisado de la dureza del libro, la lectura de Feliz final ha superado mis expectativas. Tanto en lo positivo como en lo negativo. Entiéndaseme bien. No hay nada que pueda criticarle a la escritura de Isaac Rosa, de una brillantez insuperable que lo convierte en uno de los autores...
Leer más

Las señales que hacemos en los mapas

El título del libro de Laura Casielles Las señales que hacemos en los mapas ya nos prepara para un viaje. Un recorrido por distintas ciudades de Marruecos y por distintos estados del alma, según anticipa la cita, tan noventayochista, de Sánchez Piñol: «El paisaje que un hombre ve, ojos afuera,...
Leer más

Nombre entre nombres

Definir la poesía actual resulta complicado o, si se quiere, completamente inútil. Si uno indaga entre las últimas publicaciones (para eso no todas las «librerías» sirven), descubre, de una parte, cierta tendencia a la brevedad y al silencio (piénsese en el renacimiento del aforismo y la...
Leer más